FASES DE UNA CESAREA

526600_417506848332598_1629421410_n

• Se coloca un monitor en el brazo para controlar la tensión arterial y otro que controle el corazón, un catéter en la vejiga, y en ocasiones se usa una mascarilla de oxígeno. Mediante paños estériles se tapa la zona quirúrgica para que no impresione, puesto que la paciente está despierta durante la operación. Todos estos preparativos pueden durar algunos minutos.

• Se hace una doble incisión: una en el abdomen (laparotomía) y otra en la pared del útero (histerotomía). Por lo general la incisión de la cesárea se realiza en horizontal por encima del pubis, por debajo de la “línea del bikini”. Se puede realizar otro tipo de incisión longitudinal en la línea media del abdomen, que permite más espacio para el parto, pero raramente es usada porque puede generar más complicaciones. Una vez cortada la pared abdominal, se apartan los músculos abdominales (rara vez hay que cortarlos) y se corta el útero.

• Los ginecólogos presionan sobre el abdomen y la parte superior de la tripa, y se extrae la placenta y luego al bebé. Se limpia la boca y nariz del recién nacido, se corta y liga el cordón umbilical y se lleva al bebé a un pediatra para realizarle una revisión.

• Se sutura el útero con puntos reabsorbibles, y la incisión abdominal con puntos de sutura o grapas quirúrgicas, que generalmente se retiran sin dolor a los pocos días del parto. Tras finalizar la cesárea, se limpia la herida quirúrgica y se cubre con un vendaje. En ocasiones puede ponerse un peso sobre la tripa para que se contraiga bien el útero.

La operación de cesárea es una de las más importantes dentro de la Obstetricia, ha salvado vidas tanto de la madre como del feto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no está exenta de peligros y que sus indicaciones deben obedecer a motivos estrictos y realizarse en unas condiciones técnicas adecuadas. Los partos por cesárea tienen más riesgos que los partos vaginales, y requieren un período de recuperación más prolongado. Las mujeres que han tenido una cesárea generalmente permanecen en el hospital durante 3 o 4 días y necesitan estar en cama por lo menos un día después de dar a luz.

En un futuro embarazo, si la causa que motivó la cesárea no se repite o no persiste, el parto vaginal es perfectamente viable. El principal riesgo es la rotura uterina (complicación grave para la madre y para el feto), que ocurre en un 0,1- 0,3%.

Las cesáreas se dividen en dos grupos: programadas y de urgencia.

Cesáreas programadas
La razón para efectuar esta operación se conoce con antelación al trabajo de parto, e incluso es posible establecer cómodamente fecha y hora del procedimiento.

Cesáreas de urgencias
Surgen durante el trabajo de parto. Implican la resolución urgente de un problema, para evitar riesgos en la salud de la madre o del bebé.

http://www.natalben.com/parto/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s